(Cuenca, 1994) Si analizamos la imagen como un elemento ubicuo, que va y viene, podemos decir que posee cualidades espectrales, anómalas. Las imágenes aparecen y desparecen, en ese recorrido construyen una realidad devenida en procesos de acumulación, saturación y transfiguración, y vuelven a desaparecer. Mis piezas remiten a esos procesos y establecen un imaginario personal a través de diversos acercamientos y materializaciones.
×